proyectos economia colaborativa espana

Proyectos de economía colaborativa

Los proyectos de economía colaborativa que más nos gustan

Desde que empezamos a desarrollar el proyecto de Cocheamigos.com, nos dimos cuenta de que la economía colaborativa iba a crecer a un ritmo constante e imparable en España.

El motivo de este crecimiento es muy sencillo; La sociedad evoluciona y cambia casi cada día, ya no nos comunicamos como lo hacíamos hace 20 años o más, las empresas no se organizan igual, han cambiado nuestros hábitos diarios y nos relacionamos de forma diferente, por lo tanto, es normal que la forma de viajar, reservar alojamientos o incluso compartir bienes con nuestros vecinos cambie también.

Aquí hemos hecho una pequeña lista de proyectos de economía colaborativa que nos gustan por diferentes motivos y que creemos que nos van a ayudar a todos a crear una sociedad mejor.

Areavan.com

Alquiler de caravanas entre particulares. Nos gusta porque es un concepto de viaje muy divertido y nos ayuda a muchos (que seguramente nunca nos habríamos atrevido a comprar una caravana) a probar una nueva forma de viajar ahorrando en alojamiento.

Beroomers.com

Es una web para alquilar tu piso compartido y buscar compañeros de piso fácilmente. De Beroomers nos gusta la facilidad de búsqueda y la calidad de las imágenes, que siempre hacen más fácil el proceso de buscar habitación en las grandes ciudades, especialmente cuando te acabas de mudar y no las conoces muy bien.

Workaway.info

Workaway es sin duda uno de nuestros proyectos colaborativos preferidos. Básicamente lo que ofrecen con su web es un punto de conexión entre personas u organizaciones que necesitan ayuda con algún proyecto en particular o simplemente ayuda con las tareas diarias de su casa.

El concepto es  simplemente genial y nos hace pensar en lo diferente que podría ser nuestra sociedad si muchos de nosotros decidiésemos invertir nuestro tiempo libre en ayudar a otras personas de nuestra comunidad o incluso que viven en otros países. Nuestras vidas tendrían mucho más sentido ¡sin duda!

Parclick.com

No hace falta que te digamos lo difícil que es aparcar en la mayoría de nuestras grandes ciudades. Pues bien, en Parclick decidieron crear un app móvil a través de la cual puedes encontrar una plaza de parking libre en tu zona, ver el precio y los detalles y si te cuadra, clic y listo, la tienes reservada para que puedas aparcar tu coche y un espacio más que no está desaprovechado.

Además por lo que nos habéis contado en ocasiones, sabemos que es muy útil para muchos de los que ya usáis Cocheamigos.com para vuestros viajes compartidos.

Spacebee.com

Si necesitas un espacio para tu próxima reunión con un cliente o estás pensando en organizar una charla o quieres impartir un seminario… y no dispones del espacio, Spacebee te permite encontrar uno fácilmente.

La verdad es que desde que empezamos a trabajar en el proyecto de Cocheamigos, éste tipo de aplicaciones nos han ayudado mucho, ya que solucionan el problema y el alto coste de mantener una oficina fija, sin olvidar que te abre las puertas a tener tu “pequeña sede” en casi cualquier ciudad de España y pagar sólo cuando la usas. Nos encanta!

Trip4real.com

Si eres de los que cuando viaja a una nueva ciudad le gusta descubrir los rincones más auténticos, los cuales en muchas ocasiones no salen en las típicas guías de viaje, entonces te recomendamos que pruebes Trip4real.

Básicamente, lo que éste proyecto te ofrece es que puedas viajar a las mejores ciudades del mundo como si tuvieses un amigo que vive en cada una de ellas y que te llevará a conocer los lugares más recomendados por los locales, te dará consejos para ahorrar en transporte y evitará que pierdas el tiempo con atracciones que no merecen la pena.

En definitiva una nueva forma de viajar que te ayudará a conectar con nuevos amigos por todo el mundo.

Cocheamigos.com

Como comprenderás no podíamos dejar a nuestro proyecto fuera de la lista! – Para los que todavía no conocéis Cocheamigos.com, lo que ofrecemos es una web para compartir viajes en toda España sin ningún tipo de comisión ni gasto para ningún usuario, ni para el conductor ni para los pasajeros.

Sabemos que estarás pensando, “bueno ya existe Blablacar y Amovens…” si, pero nuestro servicio es totalmente gratuito y siempre lo será y además seguimos trabajando para ofrecerte las mismas funcionalidades o incluso más (dentro de muy poco) totalmente gratis y con el mismo nivel de seguridad y sin vender ninguno de tus datos personales a terceros. Así de fácil. Además recuerda que también puedes publicar viajes compartidos desde otras ciudades de Europa y por supuesto siegue siendo gratis.

¿Tienes algún otro proyecto colaborativo favorito que añadirías a la lista? Déjanos un comentario. ;)

compartir coche silla de ruedas

Buscando alternativas a los transportes inaccesibles

En Cocheamigos apoyamos y difundimos la economía colaborativa, no solo como una forma de ahorrar dinero sino también como una herramienta de promover una forma de vida más social y solidaria.

Entre los muchos problemas sociales se encuentra la dificultad a la que se enfrentan las personas con movilidad reducida para usar el transporte público. Y ahí es donde los usuarios de la economía colaborativa podemos actuar y proponer alternativas.

Nos parece intolerable que el uso del transporte público no sea accesible a todo el mundo ocurriendo problemas como:

– Falta de rampas o fallos en el funcionamiento de las rampas de acceso de los autobuses.

– Solo una plaza para silla de ruedas en los autobuses públicos por lo que no pueden subir dos personas.

– Muchas paradas de autobuses no tienen marquesina por lo que, si hay un autobús no adaptado, hay que esperar al siguiente de manera muy incómoda.

– Un Real Decreto de 2007 exige a todos los Ayuntamientos tener, al menos, un 5% de las licencias de taxis para vehículos adaptados, pero se ha dado el caso de ciudades como Zamora que no han cumplido esta normativa hasta este mismo año.

Ante los continuados problemas en los autobuses públicos ha surgido la protesta popularizada por el actor y cantante Juan Manuel Montilla, el Langui, que ha paralizado en más de una ocasión un autobús interurbano en Madrid ante la negativa del conductor de que subiera al vehículo en su silla de ruedas motorizada.

Y esta protesta también conocida como “hacer un langui” se ha repetido en otras ciudades españolas.

Esperamos llegue el día en el que cualquier persona pueda acceder al transporte público, pero mientras sigan ocurriendo situaciones como las que hemos mencionado, solo nos queda en primer lugar; luchar para cambiarlas y en segundo; buscar alternativas como en este caso, la de compartir coche.

Compartir coche: una alternativa al transporte público
En Cocheamigos.com tienes la opción de ofrecer tus plazas libres a personas de tu zona para acudir diariamente a su lugar de trabajo.

Haz clic aquí para publicar tus viajes compartidos al trabajo. Seguro que encuentras a personas a las que tu viaje les viene de camino a su lugar de trabajo.

También animamos a todos los que se enfrentan a problemas para moverse por la ciudad con transporte público, a usar nuestra página y buscar coche compartido. Puedes publicar tu anuncio como pasajero haciendo clic aquí.

Si buscamos y potenciamos las alternativas seremos capaces de crear una sociedad más justa.

¿Tú también eres usuario de la economía colaborativa? ¿A qué otros problemas sociales se podría aplicar? Deja tu opinión en un comentario, nos encantaría conocerla.

cambio economia colaborativa

Economía colaborativa: El principio de un cambio.

Vivimos en un mundo en el que constantemente encontramos ejemplos, que nos dejan claro que estamos lejos de conseguir la igualdad en diversos ámbitos de nuestra sociedad y en el que cada vez es más difícil creer que el sistema político y económico que conocemos hasta ahora, nos hará reducir las cifras de desempleados y familias sin ingresos y en situaciones desesperadas. ¿Qué papel puede jugar la economía colaborativa en todo esto?

Cada vez hay más evidencias de que la economía colaborativa no es en absoluto una moda y que se trata de casi una revolución para algunos y una fase de transición para otros, pero el punto más positivo es que cada día millones de usuarios de diferentes clases sociales, conectan entre ellos e interactúan en alguna de las miles de plataformas online basadas en economía colaborativa.

Hace poco vimos cómo el gobierno británico se reunía con diferentes empresas basadas en economía colaborativa para discutir la situación actual y conocer las opiniones de algunas de los mayores plataformas para alquilar viviendas y habitaciones entre particulares, como por ejemplo airbnb. El motivo principal de éstas reuniones, era el de crear un marco sobre el que los ciudadanos que residen en el Reino Unido puedan saber cómo aprovechar las ventajas de alquilar sus viviendas a turistas y estudiantes de una forma legal y poder así hacer frente al pago de sus facturas, etc. y mejorar su calidad de vida.

Ojalá este acontecimiento les haga ver a otros países, como por ejemplo España, la necesidad de regular éstas actividades colaborativas, para que alquilar una de tus habitaciones a un estudiante con ingresos limitados o el compartir coche o viaje con vecinos de tu ciudad para ahorrar combustible, no se convierte en un constante debate sobre si estamos o no, actuando de manera ilegal.

Si quieres saber más sobre cómo se está regulando la economía colaborativa en Reino Unido, puedes verlo en el siguiente enlace: Gov.uk Unlocking the sharing economy.

COMPARTIR

¿Economía colaborativa o simplemente compartir?

La economía colaborativa no es algo que se haya inventado ahora. Desde hace muchos años, todos hemos aplicado la economía colaborativa a nuestras vidas, especialmente cuando éramos estudiantes y nuestros ingresos eran limitados.

La diferencia es que al no tener acceso a internet o incluso a un ordernador, utilizábamos otras técnicas para encontrar a nuestros compañeros de piso o compañeros de viaje de otras facultades a través de anuncios en el tablón de la cafetería de la universidad, la tienda de las fotocopias o sencillamente pegando carteles en las farolas de nuestro barrio.

Pero la economía colaborativa de aquella época no acababa ahí… muchos hemos visto a nuestro padre compartir la caja de naranjas que acababa de recoger de us huerto con el vecino que más tarde le traería una garrafa de aceite desde su pueblo o incluso ¿cuántas veces viste a tu madre compartir la mitad del bizcocho que acababa de cocinar con su vecina? Si, tu madre o tu abuela, ya tenían un grupo de “sharing-economy” antes de que a tu ciudad llegase el primer router.

Cada día, podemos encontrar miles de ejemplos que nos dejan claro que nuestra sociedad ha evolucionado mucho en algunos aspectos si la comparamos con la sociedad de los años 70 u 80, pero a la vez, podemos observar que hay una gran cantidad factores que nos han llevado a reducir la interacción con las personas de nuestro entorno.

¿Deberíamos entonces volver al pasado?

No, no se trata de volver al principio del camino, ni de que cierres tu ordenador y te vayas a llevarle un bizcocho a tu vecina de arriba (especialmente si nunca antes has hablado con ella, es posible que se preocupe o que incluso no se atreva a probar el bizcocho…), se trata de usar las herramientas colaborativas que existen hoy en día, como por ejemplo Cocheamigos.com, para comenzar a desarrollar nuevos hábitos sociales para ayudar a tu economía, a tu entorno, a los que vienen detrás y también a los que ves cada día.

Se trata de evolucionar hacia una sociedad en la que la “economía colaborativa” no sea una opción adoptada por unos pocos y pase a ser el eje de nuestro día a día, tanto a corto, como a largo plazo.

Existen miles de proyectos y oportunidades para desarrollar nuestras comunidades de forma sostenible y creando un entorno colaborativo, en el que no deberíamos ver personas buscando alimentos en contenedores cuando cada día millones de kilos de verduras y frutas se destruyen para mantener los precios a los niveles que marcan los mercados europeos.

Si conoces alguna plataforma colaborativa que has usado y que te gustaría añadir, añade tu comentario y compártela.